Hablan las personas refugiadas

Imprimir

La dedicación de la iglesia a refugiados y migrantes se refleja especialmente en la Compañía de Jesús. Esta semana hemos tenido la suerte de asistir a la mesa redonda en la que destacó la voz de Amina, refugiada Siria en Líbano y agente del SJR en este país como directora de una escuela.

El Servicio Jesuita a los Refugiados es una organización católica internacional que trabaja en más de 50 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos. Su misión, que lleva a cabo desde 1980, comprende a todos los que han sido apartados de sus hogares por los conflictos, los desastres humanitarios o las violaciones de los derechos humanos, de acuerdo con la enseñanza social católica que define como refugiado “de facto” a múltiples categorías de personas.

 

,

Comments are closed.